fbpx

Código de colores en la limpieza

El código de colores en limpieza es muy importante y se utiliza para disminuir al máximo el riesgo de contaminación cruzada.

Al hablar de contaminación cruzada, se hace referencia a la transferencia de bacterias de un espacio a otro. Hoy en día existen varios tipos de contaminación que pueden estar presentes en los procesos de manipulación. Los tres tipos identificados son:

– Contaminación química

Este tipo de contaminación se produce cuando un alimento entra en contacto con sustancias químicas. Un ejemplo de estas sustancias son los residuos médicos, productos químicos de limpieza o plaguicidas empleados en las cosechas. La cantidad de agentes químicos capaces de contaminar son muchos y muy variados.

– Contaminación física

En este apartado se hace referencia a cuerpos extraños que se encuentran en los espacios como polvo, fibras o incluso vidrios.

– Contaminación biológica

Este tipo de contaminación existe a causa de la presencia de microorganismos dañinos en los alimentos u otros sectores. Se puede afirmar que la contaminación biológica es, en la actualidad, la causa del deterioro más habitual de las diferentes zonas, tanto exterior como interiormente.

Usar un código de colores en limpieza ayuda a disminuir la contaminación de origen cruzado que se ha indicado anteriormente.

La codificación de colores es sencilla, pero existen empresas especializadas en el sector que pueden utilizar hasta nueve colores para identificar los objetos y los espacios en los que deben utilizarse en función del riesgo bacteriológico. Un ejemplo de estos elementos son las microfibras.

Los colores de los materiales pueden ser gris, rojo, blanco, negro, verde. De esta manera, se obtiene un sistema de limpieza en el que cada color es exclusivo de una zona de limpieza. 

Código de colores en limpieza, paleta de colores:

  • Gris.

Los materiales con este tono serán destinados a la limpieza de oficinas, salones, zonas comunes.

  • Rojo

Este color es el más expuesto en cuanto a carga de bacterias. Por este motivo, se destinan los materiales de color rojo a la limpieza de baños.

  • Blanco.

Se utiliza el tono blanco para la limpieza de cocina, comedor y utensilios.

Las empresas que se dedican a la limpieza, como Stesso, poseen también un sistema de colores para diferentes elementos a parte de las microfibras y materiales. Alguno de estos elementos de limpieza clasificados en el código de colores son:

  • Recogedores.
  • Escobas. 
  • Mopa para secado y abrillantado de pisos. Las mopas que utilizan las empresas especializadas en limpieza presentan gran variedad de modelos en función del espacio objeto de limpieza.
  • Escurridores.
  • Organizadores de elementos dedicados al uso personal 
  • Cepillos de mango largo o corto.
  • Escobillones.
  • Paños fabricados en microfibra.
  • Espátula en acero inoxidable.

No aplicar el código de colores puede provocar proliferaciones de bacterias que ponen en peligro la salud en general.