fbpx

Consejos para la limpieza de cristales

El cristal es un material muy delicado y que por ser transparente presenta continuamente todo tipo de imperfecciones como: polvo, rodetes dejados en limpiezas anteriores, pelusa, gotas secas de lluvia, huellas dactilares, etc. Esto genera una imagen de descuido y sin limpieza, sobretodo en el ámbito laboral, ya que en edificios acristalados de oficinas, los cristales trasmiten cuidado e imagen.

En este post queremos darte algunos consejos de limpieza y lavado de cristales para dejarlos completamente transparentes.

 

RECOMENDACIONES DE LIMPIEZA Y LAVADO DE CRISTALES Y VENTANAS

En primer lugar, será bueno tener en cuenta que realizar la limpieza de cristales y ventanas se debe de hacer con cierta frecuencia, para evitar la acumulación excesiva de suciedad y evitar que tengan un aspecto descuidado.

  • Aprovecha para limpiar marcos y soportes: La limpieza de cristales siempre estará acompañada de la limpieza de marcos y soportes en los que se sujetan. Es inevitable, que los productos con los que limpiamos no resbalen por los laterales y bajos, por lo que no está de más aprovechar para realizar una limpieza completa.

  • No limpies cristales y ventanas si les da el sol: No es conveniente limpiar cristales cuando les está dando el sol, ya que el calor hace que se sequen demasiado rápido y tendrás que repasar más veces la tarea.

  • Toma en cuenta el tamaño de la superficie que se va a limpiar: No es igual la limpieza de ventanas de mediano tamaño o espejos, que limpiar ventanas grandes; o la limpieza de grandes superficies de cristal en edificios o escaparates.

  • Para limpiar vidrios muy sucios, primero elimina en seco todo el polvo que puedan tener, pero hazlo con cuidado, no frotes para no rayarlos, solo retira el polvo sin presionar.

  • Utensilios para lavado profesional de cristales: Uno de ellos, es el cepillo para vidrios de cerdas finas, este te ayudará a no rayar el cristal y a eliminar el polvo, telarañas o cualquier otro residuo que haya en los cristales.

  • Para retirar la espuma, deberás limpiar el vidrio con un master o utensilio especial para cristales. Para retirarlo hazlo de manera vertical, de arriba hacia abajo; y por último con ayuda de un trapo de algodón, retira los restos que te quedarán a los lados.